Sabores
que se alargan
en el timepo

Nuestros panes

Maneras de hacer

Bienvenidos a ese lugar.
Bienvenidos a Pa Solà.

1615
Maneras de hacer

Una esencia única perceptible por un sexto sentido

Un lugar donde todo se elabora con pasión, siendo fieles a un método tradicional propio. Donde los artesanos no solo trabajan con las manos, sino que también con la imaginación. En el que puede encontrarse un pan diferente. Un pan que se huele, se toca, se escucha, se ve y se saborea. Pero además posee algo que lo distingue: una esencia única, tan solo perceptible por un sexto sentido, que lo hace excepcional.

Tres siglos horneado pan

La empresa familiar Pa Solà, sigue ubicada en el municipio barcelonés de Argentona, donde tenemos las oficinas de administración, pero el obrador, donde elaboramos el pan, está ubicado en la vecina localidad de Cabrera de Mar, en unas instalaciones inauguradas en el año 2015. Desde hace unos quince años, nos concentramos en hacer exclusivamente pan dirigido al sector de la hostelería. En nuestras instalaciones trabajan alrededor de una treintena de personas, puesto que mantenemos los procesos artesanales que requieren mayor intervención humana.

A día de hoy, seguimos haciendo el pan con los mismos ingredientes que nuestros antepasados, harina, agua, levadura, sal y siempre, sin aditivos. La tecnología nos ha ayudado a conservar nuestras masas madre, que utilizamos en todos nuestros panes y que dan personalidad a nuestros productos. La tecnología también nos ha ayudado en algunos procesos puntuales, pero la esencia de nuestro pan no ha cambiado. Seguimos haciendo el pan sin aditivos, sin prisas y con mucho cariño, como se lo enseñaron nuestros abuelos a nuestros padres y ellos a nosotros.

Elaboramos nuestros panes con harinas seleccionadas y controles de calidad muy estrictos, que hacen de nuestros proveedores de materia prima buenos compañeros de viaje, a quienes entienden las necesidades de Pa Solà.

En la búsqueda constante de la calidad, Pa Solà logró en el año 2016 la certificación ISO 22000 de calidad y procesos alimentarios artesanales, reto doblemente complicado por la excepcionalidad de los procesos de elaboración de nuestros panes y que aún poseemos. Esta certificación nos obliga a hacernos auditorías externas anuales para ofrecer estándares de calidad al más alto nivel, para que nuestros clientes puedan ofrecer un producto a la altura de la marca en que confían. 

Pa Solà, en su departamento logístico, cuenta con 5 furgonetas totalmente equipadas con cajas isotérmicas para hacer llegar sus productos a sus clientes a diario en la ciudad de Barcelona y alrededores, confiado en partners de logística para sus envíos al resto de la Península y Portugal.

Icono Espiga
El pan hecho
sin prisas